La Madera en la Cocina


Transmite sensaciones, proporciona una calidez difícilmente igualable pero, para que nos dure, debemos cuidarla.

La madera es un material natural, con todo lo que ello conlleva: 


  • Variación de veteado o tonalidad entre las diferentes piezas. Por exposición de la madera a la luz directa del sol, se pueden producir variaciones con respecto al color original.
  • Asimismo, la madera madura con el tiempo y puede adoptar una tonalidad ligeramente diferente, que no ha de considerarse un defecto. 
  • Como  material de la naturaleza, aún después de su elaboración, puede cambiar de volumen en base a la humedad del ambiente.


Consejos para la Limpieza y el Mantenimiento:

Simplemente limpiar con un paño húmedo y secar muy bien, evitando el uso de detergentes y sprays específicos para la madera,
dado que pueden estropear el brillo del barniz; secar siempre las eventuales gotas de agua y vapor a fin de evitar el
decapado del barniz, especialmente bajo el fregadero. Evitar absolutamente el uso de productos que contengan
disolventes (acetona, amoníaco, etc.).

Como veis son unos consejos muy sencillitos de seguir para todo lo que nos da a cambio la madera en nuestra cocina o en nuestros baños.



Comentarios