Encimeras



       Hoy vamos a empezar explicando un poco las diferentes opciones que tenemos para  usar como encimera de nuestros muebles de cocina o de baño:


ENCIMERA DE MARMOL Y GRANITO:
     Hasta hace poco tiempo eran las más utilizadas por su dureza pero son  delicadas a raíz de su porosidad (algo menos el granito), por tanto fácilmente sujetas a mancharse con los líquidos caídos accidentalmente sobre la superficie; el mármol también puede mancharse fácilmente con los ácidos contenidos, por ejemplo, en el vinagre o el limón; es conveniente protegerlas con un producto impregnante que sirve para obturar los poros y facilitar así la eliminación de las manchas; se recomienda realizar el tratamiento una o dos veces por año.

ENCIMERA DE CUARZO Y RESINA:
     Formada aprox. por un 90% de cuarzo y un 10% de resina; presenta muchas de las características del mármol o granito, por tanto requieren las mismas precauciones. Su ventaja principal consiste en la gran versatilidad de formas y en la posibilidad de repararse mediante el kit correspondiente en caso de daños debidos a productos abrasivos o a la caída de objetos pesados. El canto puede ser del mismo material de la superficie o presentar perfiles de otros materiales (aluminio, madera, ABS, etc.).
La encimera, de bajo contenido en resina, ofrece notables ventajas en términos de compacidad, resistencia a la abrasión, restaurabilidad, inalterabilidad a los agentes químicos, ausencia de porosidad y, por lo tanto, repelencia a los líquidos. Es la más utilizada actualmente.

ENCIMERA EN LAMINADO ESTRATIFICADO:
     Construida en laminado con una capa de resinas de soporte , encolada sobre un tablero de partículas de madera  ignífugo e hidrófugo. Gracias a sus características mecánicas es  resistente a las abrasiones y a los golpes y se recubre con una lámina sintética que imita casi cualquier material. Es la más económica.

ENCIMERA DE ACERO INOXIDABLE:
     Compuesta por un tablero de partículas de madera  revestido en chapa de acero  de 1 mm de espesor normalmente. Es perfectamente repelente a las manchas y absolutamente idónea al tratamiento higiénico de los alimentos en la cocina.
Debe evitarse el uso de objetos puntiagudos o productos abrasivos que puedan estropear la superficie ya que el acero no tiene una gran resistencia a los arañazos. Una gran ventaja de este tipo de encimera es la posibilidad de unir directamente los senos del fregadero y las placas de cocina, obteniendo así continuidad y evitando puntos de unión donde pueda acumularse la suciedad.

ENCIMERA AZULEJADA:
     Realizada con azulejos de cerámica esmaltada o gres porcelánico, o bien con piedras naturales encoladas en un tablero de madera contrachapada hidrófugo y estucadas con material impermeable; la superficie cerámica es inerte a las manchas, pero el esmalte se puede dañar si se golpea con objetos puntiagudos.

ENCIMERA DE VIDRIO:
     Consiste en una hoja de vidrio  de 12 mm de espesor, pintada y sometida a tratamiento de temple  para una mayor resistencia a los choques; la misma se pega a un tablero de soporte de partículas de madera, hidrófugo, de espesor variable, en cuyo canto se aplica un perfil de aluminio anodizado. Esta encimera ofrece grandes ventajas a raíz de su impermeabilidad, resistencia a las manchas e hig

Comentarios